Es importante comprender que la historia reciente de un equipo ganador que ha obtenido tantas copas como ha sido posible, no es menos cierto y tampoco menos comprensible que este equipo quedó fuera de la liga de campeones de Europa, debido a una inconsistencia de juego, a una relajación tras saberse arriba en un marcador global. Jugando con una displicencia ante una Roma, que jugó un partido de vuelta maniatando a un equipo que en la liga logró un invicto líder batiendo el récord del equipo Txuri urdin de Anoeta y una goleada en una final de copa del rey ante un Sevilla que no supo cómo plantarle cara al equipo blaugrana.

Por lo que hay una clara demostración de que aunque no se puede ganar todo, teniendo el como y teniendo suficientes argumentos  suficientes para lograrlo, quizá la respuesta o mejor dicho, el resultado de dicha bipolaridad es una generación que se encuentra ya renovándose, tras la salida sorpresiva de un gigantesco jugador como lo es Andrés Iniesta, o la anterior salida de Xavier Hernández Creus. Es importante resaltar que van quedando pocos jugadores de aquella generación dorada. Por lo que la administración de la cantera en mi opinión será fundamental pues no siempre se tiene que resolver todo con billetazos trayendo jugadores de fuera cuando el mejor jugador e incluso el the best sin corona y subcampeón mundial es de manufactura culé por citar el caso más famoso.

No hay que fiarnos de una temporada en la que este equipo ha tenido un reinado importante, ni de una década en donde el equipo mas foco es el Barcelona. Hay que poner especial énfasis en que este reinado debe reforzarse y prolongarse lo más posible en el tiempo con una visoria de jugadores externos y una administración de cantera un tanto más inteligente, por el simple hecho de que el fanático culé será exigente siempre. A lo cual tiene derecho de serlo, porque es quien ve los partidos y quien hace un esfuerzo de llenar el nou camp y seguir al equipo en otros estadios del mundo.

Y es por esto que hilamos la bipolaridad con este recambio generacional gradual que se presenta en el equipo si no se va llevando con una manera más cuidadosa y una manera mas inteligente, acarreará dos consecuencias que para el equipo serían de consecuencias duras para un club como este. Por un lado, la pérdida de terreno y ceder el cetro al acérrimo rival dentro de España y en el continente europeo, otra la incertidumbre del fanático y el descontento del mismo, porque será una losa muy pesada ver al blanco vanagloriarse de un reinado en ciernes y de un cúmulo de compras de jugadores que se relizan a tontas y a locas en aras de recuperar ese terreno que pudiera perderse futbolísticamente que costaría trabajo de recuperar.

Por todo lo anterior, es importante concluir que la visión debe ser reestructuración inteligente y calidad en todo lo que haga el club. Se sabe que se tiene a D10S, pero D10S sólo y sin gente de su misma calidad no podrá jamás hacerlo todo sólo.

Javier Gutiérrez

Colaborador

Ver otras noticias de nuestro blog