El plan de cara a la próxima temporada, y a medio y largo plazo, no debe ser el de encontrar una pieza que sustituya a Andrés, sino juntar una serie de piezas y condiciones que nos permitan mantener el “fútbol-Barça”

Se marchó Iniesta, el Camp Nou pierde al, posiblemente, mejor jugador español de la historia. No será fácil sustituirlo, yo diría que imposible. Porque no será fácil que aparezca otro futbolista con su talento, con su capacidad de entender el fútbol, con su visión del juego, con su saber estar dentro y fuera del terreno…

Por eso, el plan de cara a la próxima temporada, y a medio y largo plazo, no debe ser el de encontrar una pieza que sustituya a Andrés, sino juntar una serie de piezas y condiciones que nos permitan mantener el “fútbol-Barça” sin Xavi ni Iniesta. No intentar igualar el fútbol del mejor Barça de todos los tiempos, que alcanzó su máxima expresión con el triplete de Pep y posteriormente el de Luis Enrique, sino asegurar que no se pierde la esencia. Que el camino para conseguir las victorias sigue siendo importante y que no se busca el ganar a cualquier precio, sino ganar con la posesión, con el fútbol de posesión.

Pues bien, lo evidente es que Coutinho debe refrendar las buenas sensaciones que ha ido dejando en este final de temporada. No debe sustituir a Iniesta en cuanto a su concepción del juego, porque no son del mismo corte, pero sí debe ser ese jugador referencia al que los demás jugadores puedan buscar en la zona de tres cuartos para enlazar con la delantera a través del juego asociativo.  El brasileño no es Iniesta, pero indudablemente tiene calidad para ocupar su posición en el centro del campo.

Por otra parte, en esa búsqueda de mantener la esencia, se me antoja muy necesario que Denis Suárez dé ese paso al frente que su talento le permite y que muchos esperamos ansiosos. En esta temporada, pese a no tener continuidad, ha demostrado en varias ocasiones que por calidad y condiciones puede ser pieza importante en el armado del fútbol del Barça. Ya lo comentó Iniesta, tiene personalidad y talento para asegurar que se mantenga el estilo del Barça. Pero ese paso adelante no sólo implica que el jugador comience a tomar de una forma importante las riendas del juego en el centro del campo, sino también que Valverde debe contar con él de forma decisiva y con continuidad.

Otro pilar para mantenernos en “el plan de juego” que ha hecho que el Barça sea admirado y una referencia del buen fútbol sería que la llegada de Carles Aleñá al primer equipo no fuera simplemente testimonial, el premio a un buen papel en las categorías del fútbol formativo, sino que hay que apostar fuerte por él. Debe contar con la confianza y apoyo de entrenador y veteranos para que pueda sacar todo el potencial que se vislumbra en el canterano.

También habría que realizar un movimiento “interno” en la plantilla del primer equipo: Sergi Roberto debe abandonar el lateral derecho donde tan bien ha cumplido para incorporarse de forma definitiva a su posición natural en el campo, lo necesitamos en el centro del campo. Para ello debería reforzarse el lateral derecho, quizás con Odriozola, al que muchos sitúan en la órbita madridista, pero que creo que encajaría como un guante en la zaga del Barça.

Por último, el que sería mi movimiento estratégico en este plan para mantener el “fútbol made in Barça”: intentar repatriar a Thiago Alcántara. Los medios alemanes comentan que el Bayern aceptará ofertas por el centrocampista en el próximo mercado y ahí el Barça debería poner toda la carne en el asador para hacerse de nuevo con los servicios del mayor de los Alcántara. Nunca entendí que se dejara escapar a este verdadero diamante de nuestra cantera, pero ahora me parece imprescindible lograr que regrese para asegurar nuestro estilo a medio y largo plazo.

En fin, que la salida de Iniesta provoca un vacío de fútbol importantísimo en nuestra plantilla y sustituirlo en un “pieza por pieza” me parece imposible, así que toca trazar un plan para minimizar los daños y encarar el futuro próximo sin abandonar el fútbol que nos ha hecho grandes y nos ha dado tantas alegrías en los últimos años.

Miguel Ángel Villena
Miguel Ángel Villena

Colaborador

Ver otras noticias de nuestro blog