Ernesto Valverde baraja varias opciones en el once inicial dada la baja de Rakitic, el temprano regreso de Coutinho y la opción Umtiti

Artículo de Claudia Granja || www.culemania.com

El Barça se juega el liderato este sábado frente al Atlético de Madrid. Un rival directo y aspirante al título en una visita siempre complicada, pero lejos de la estrategia que Ernesto Valverde y el Cholo Simeone propondrán –totalmente opuesta– el Txingurri debe encontrar en el banquillo varios hombres que puedan suplir las sensibles bajas que tiene una jornada crucial.

En la portería no hay dudas y Ter Stegen será de nuevo el guardameta titular en el que tiene un reto importante. Intentar dejar la portería a cero tras 11 jornadas consecutivas encajando goles en el campeonato doméstico. Unas cifras que apuntan a una fragilidad defensiva que no puede darse en el Wanda Metropolitano con Griezmann como principal amenaza en ataque y frente a un equipo que esperará atrás y al que siempre es difícil marcar.

La elección para una zaga cuestionada

Todas las líneas del Barça tienen una incógnita, pero todos los focos se centrarán en la defensa donde Valverde tiene muchas opciones para un solo cometido. Gerard Piqué será titular para liderar una línea en horas bajas, así como Jordi Alba por la banda izquierda, pero las dudas se ciernen sobre que central zurdo acompañará al catalán y quién cubrirá la banda izquierda.

A priori, Lenglet se postula como titular dado el buen rendimiento que ha ofrecido y la falta de ritmo de competición de Umtiti tras dos meses de baja. Pese a la calidad y contundencia del 23, Valverde podría volver a mostrar su faceta más conservadora y dar continuidad a la buena imagen que ha dado hasta ahora Lenglet.

Asimismo, las carencias defensivas de Sergi Robertoque ya han costado varios goles esta temporada, ponen a Nélson Semedo como principal candidato para cubrir esa demarcación. Velocidad punta para paliar los contraataques del Atlético y una sola banda, la de Alba, con mayor capacidad ofensiva.

La medular, con muchos candidatos 

La baja de Ivan Rakitic es una complicación añadida al esquema de Valverde. Si Semedo ocupa el carril derecho, Sergi Roberto sería una buena opción para volver a su posición natural como interior acompañando a Busquets y Arthur, los dos intocables del centro del campo para asegurar la posesión y efectividad en el pase.

Aun así, Valverde tiene más opciones que el de Reus. Arturo Vidal es un candidato a tener en cuenta dado el carácter que tendrá el partido; físico, duro y con un Atlético encerrado esperando su oportunidad a la contra. De inicio o como suplente, el chileno tendrá protagonismo en un partido que lleva su sello de identidad.

Carles Aleñá pierde opciones y tan solo Rafinha podría ocupar una cuarta posición en el terreno de juego como falso extremo para acompañar a Leo Messi y Luis Suárez, los dos delanteros incuestionables.

¿Tridente o dupla?

Con Coutinho a punto de recibir el alta médica, el brasileño empezará el partido en el banquillo. Una situación que obliga al técnico extremeño a reformular el esquema de juego. Mantener el 4-3-3 de esta temporada, o regresar al 4-4-2 para proteger la portería de Ter Stegen.

Dada la delicada situación de Dembelé, desconvocado frente al Betis y bajo el punto de mira del barcelonismo, el francés no es una opción de inicio. Puede que un revulsivo para la segunda parte si el Barça consigue ponerse por delante en el marcador y los madrileños se ven obligados a lanzarse en ataque y dejar espacios atrás. Algo parecido a lo que ocurre con Malcom, que pese a ser titular frente al Betis, no se postula como un candidato de inicio.

Opción de garantías

Con el Mosquito condenado al banquillo y Coutinho a medio gas, Rafinha gana enteros para ser el acompañante del argentino y uruguayo en ataque y recuperar la posición en defensa para cerrar la medular con cuatro hombres. Una posición que conoce a la perfección y que ha ejercido notablemente durante la ausencia de Leo Messi. Tras el regreso del capitán, el brasileño volvió a la cruda realidad del banquillo, una situación que incomoda al jugador y de la que su padre, Mazinho, se ha quejado públicamente.

La ausencia en el once de su compañero en la Canarinha le propone como una solución de garantías para Valverde. Este sábado el técnico azulgrana se la juega frente a un rival directo, con el once más difícil y con un dibujo que marcará el devenir del partido. Mantener el estilo o apelar a la precaución.

ARTÍCULO DE CULEMANÍA. VISITAR EL ENLACEhttps://www.facebook.com/230424931156531/posts/274452840087073/

Claudia Granja

Redactora

Ver otras noticias de nuestro blog