Parece que el descenso no el único problema para este Barça B. Pese al buen juego colectivo, los resultados no han acompañado a un equipo que de la mano de Gerard López, no inició su andanza por la recién estrenada categoría de plata de la manera soñada. Un Gerard López, que tras una mala racha de diez partidos sin conseguir una sola victoria, fue sustituido por García Pimienta en un intento de salvar un barco que desde hacía demasiado, navegaba a la deriva.

El cambio sobre el verde fue perceptible, pero pese a los triunfos conseguidos ante el Sporting y el Cádiz en este tramo final, la solución llegó algo tarde y el descenso de los azulgranas era la crónica de una muerte anunciada. Nada que reprochar a los jugadores, chavales que se han dejado la piel en cada partido, pero que quizás no habían recibido las directrices correctas hasta el momento para responder a las exigencias de una categoría como es la Segunda A.

La mejora en el juego, pero sobretodo en los resultados ha sido una evidencia desde la llegada de García Pimienta, no obstante, apenas quedaba tiempo de reacción y el milagro no terminó por lograrse. Pero no se puede achacar a Gerard López toda la culpa de los problemas que han perseguido al filial durante esta campaña. A nivel interno, y según las declaraciones de un exjugador que abandonó la disciplina azulgrana en el mercado invernal, José Mari Bakero ha hecho más mal que bien a la hora de gestionar esta plantilla.

Fali, quien dejara el Barcelona para recalar en la filas del Nástic y con quien está a punto de lograr la permanencia, no ha tenido pelos en la lengua a la hora de criticar la labor del máximo responsable de este Barça B. El valenciano ha asegurado que: ‘’Todo el vestuario está en su contra, ellos no lo pueden decir, pero yo sí. Puede que yo no fuera el jugador ideal para el Barça, pero él también tiene mucho que aprender. No tenía buenas sensaciones con él. Al frente del equipo han de estar los mejores del mundo en su trabajo y este año no lo han hecho bien. No hay nadie en el Barça B que se lleve bien con Bakero’’.

Tal vez la raíz de la mala campaña del Barça B no radique sólo en la tarea del ya destituido Gerard López, ni en que a los chavales les haya podido quedar  un poco grande una categoría tan exigente. Tal vez haya que echar un vistazo más profundo, y con el objetivo de volver a luchar por el ascenso el próximo curso, prescindir de todo aquel que impida que este equipo recupere su sello de identidad.

Diana Velasco Silgado
Diana Velasco Silgado

Redactora

Ver otras noticias de nuestro blog
El Barça B certifica el descenso

IMAGEN DE: @fc.barcelonab Fue bonito mientras duró. Las esperanzas recobradas tras las victorias ante el Sporting y el Cádiz quedaron en aguas de borraja después de empatar a cero en casa del Albacete, y la permanencia es ya un sueño imposible para los culés. Los de...

leer más